Daños tras caída en un centro comercial

Nos entró un caso de una caída en el parking de un Centro Comercial a través de www.accidente.es.

indemnización caida centro comercial zaragoza
La Sra. Belén García y su marido se dirigieron el sábado por la mañana a realizar la compra de la semana a un Centro Comercial ubicado en Zaragoza.

Cuándo se encaminaban hacia el coche y al pasar por el lado de la zona de los carros, Belén se cayó al suelo al resbalar por culpa de una mancha. Al caerse se llevó por delante a su marido, que chocó contra el protector de los carros de la compra. Del topetazo y el grito que pegó Belén, se arremolinó a su alrededor un grupo de gente que les intentaba ayudar a levantarse. No es que Belén y su marido sean ancianos, pero el trompazo les dejó muy doloridos. Al poco rato se les acercó un guardia de seguridad del centro a socorrerles. Les llevó hasta su garita y les facilitó una silla para restablecerse. Atendió a ambos, preguntándoles cómo se encontraban y llamó a la ambulancia para atender a la Belén, la más afectada en la caída. El marido se encontraba bien, sólo tenía rasguños en los brazos y las piernas. El personal de seguridad le recomendó que se acercara al servicio de atención al cliente mientras esperaban a la ambulancia, ya que no es la primera vez que ocurría algo similar.

A su parecer el Centro Comercial era responsable porque no tenía la zona pública del parking limpia y en condiciones. Su marido tuvo una suerte tremenda ya que en atención al cliente le hicieron un documento explicativo de lo que ocurrió de forma tan descriptiva que prácticamente aceptaban que eran los responsables de su accidente. Además en la zona se encontraban las cámaras de seguridad, por lo que si el caso se complicaba siempre podían reclamar la cinta y visionar el accidente. Mientras tanto, el personal sanitario que atendía dentro de la ambulancia a la paciente, le aconsejó que denunciara al centro porque ellos ya habían recogido a más pacientes por caídas en el parking ese mismo mes. Para poder reclamar, estos casos en los centros comerciales o supermercados, lo primero que te piden es que tengas a mano los tickets de compra. Si a esto le sumas el testimonio del guardia de seguridad, el documento que hizo el servicio de atención al cliente y la posibilidad de pedir las cintas, Belén y su marido tenían mucho conseguido.

Una vez realizada la exploración completa en el hospital, a Belén, le diagnosticaron desplazamiento de la rótula y rotura de ligamentos cruzados.
Aún está de baja. Cuando acabe deberá someterse a unas semanas de recuperación. Este caso no nos llegó de forma directa, ya que en seguida una vecina les recomendó que se lo encargaran a su hijo abogado. Inicialmente Belén y su esposo confiaron en él, pero nos les daba la credibilidad necesaria y se pusieron en contacto con nosotros a través del formulario ad hoc antes de firmar nada con el hijo de su vecina.

Una vez que analizamos las pruebas y el caso en sí, lo tramitamos de inmediato y se lo encargamos a nuestro despacho de referencia en Zaragoza para estos asuntos.

Creemos que el caso está más que ganado y que les dará para unas buenas vacaciones.

Contactar con Abogados