Reclamación por negligencia médica

Noelia, del norte de Madrid, nos explica su caso a través del formulario de www.accidente.es

Indemnización Negligencia Médica
“Mi madre tiene 73 años y hace meses que no sale de casa. Fue a una visita rutinaria a su ambulatorio y al salir metió el pie en el agujero de una baldosa que faltaba y cayó rodando un par de escalones. El bedel del ambulatorio llamó a una ambulancia y se la llevaron al hospital. Allí la trataron de urgencias y le confirmaron que se había roto la cadera.
Tras un tiempo en lista de espera la operaron y le pusieron varios clavos. No ha dejado de dolerle desde entonces. En sus visitas posteriores a la operación no paraba de quejarse de su falta de movilidad y los dolores, cada vez más fuertes, que sufre.

Tanto insistió que le volvieron a hacer radiografías. Ya saben, los recortes. Tuvo que insistir mucho la mujer. De resultas de estas nuevas pruebas se pudo ver como la prótesis se había movido (o fue mal colocada). Ahora está esperando a que le den fecha para una nueva operación. Está dolorida, atiborrada de calmantes, temerosa que vuelvan a hacerle daño y de pasar por el quirófano. Somos de clase media. Bueno, éramos, porque ahora dudo que exista. No tenemos medios ni para acudir a la sanidad privada ni para litigar durante mucho tiempo. Espero que tengan en su red de despachos colaboradores a alguien que nos ayude y que se conforme con unos honorarios ajustados.
Gracias”

Ni que decir tiene que el caso de Noelia y su madre nos afectó y nos esforzamos por buscarle, rápidamente, un despacho de abogados que aceptara cobrar una provisión de fondos financiada (100 euros al mes) y un porcentaje de la indemnización bastante ajustado. Ellos han adelantado los gastos de procurador y han pactado con el perito médico que cobre la mayor parte de su factura al final.

Han planteado dos demandas: una contra el Ayuntamiento por el desperfecto que produjo su caída (presentaron pruebas fotográficas y testimonios) y otra contra el médico que le puso la prótesis ya que se pudo demostrar que no se usaron los protocolos correctos.

Los dolores de la accidentada no han cesado. Está esperando una nueva operación y sólo le consuela que se haga justicia.

Contactar con Abogados